IBIZA en invierno. Un placer BOHEMIO totalmente DIFERENTE a lo de siempre

  • 0
  • octubre 24, 2016
ibiza-invierno

Muy lejos del movimiento del verano, las playas abarrotadas y los altos precios del verano, encontramos una isla muy diferente en invierno. Ibiza cambia totalmente su cara cada año para ofrecer su aspecto más auténtico y natural. Si lo que te gusta es la fiesta, olvídate: Ibiza es el paraíso para disfrute de los ibicencos de octubre a mayo. ¿Quieres saberqué ver Ibiza en invierno?



Antes de que te empecemos a explicar las cosas que puedes hacer en la isla en invierno, debes saber algo sobre el tiempo que hace en Ibiza entre los meses de octubre y abril. Afortunadamente, los días de sol son muchos y las temperaturas suelen ser muy agradables, pudiendo disfrutar de unas cervecitas al sol en muchas terrazas a las 12 de la mañana. Sin embargo, por las noches la temperatura desciende y, lo que es peor, la humedad se deja notar mucho. Por eso recomendamos venir vestidos en “modo cebolla”, es decir con muchas capas de ropa que te puedas quitar y poner.

Alojamiento en Ibiza en invierno

Aquí tenemos que darte una buena noticia y otra mala. La buena es que el precio del alojamiento en Ibiza durante el invierno baja considerablemente, por lo que te saldrá mucho más barato que pasar unas vacaciones en verano. La mala es que es muy probable que si algún amigo te ha recomendado algún hotel, o incluso tu mismo estuviste un verano en la isla, ahora mismo ese hotel esté cerrado. Durante el invierno, a muchos hoteles no les sale rentable continuar abiertos y cierran sus puertas hasta la próxima temporada.

De todas maneras, te recomendamos que visites la página de booking.com (colaboramos con ella sin que a ti te cueste más) y hagas una búsqueda por filtros de precios. Así podrás ver las mejores ofertas.

Recorriendo la isla

Para descubrir Ibiza en invierno es absolutamente recomendable alquilar un coche. El transporte público no es muy regular y, además, el coche te da la libertad absoluta de moverte por pueblos y calas solitarias. Por si lo dudabas, las carreteras en invierno están prácticamente vacías.

Del mismo modo que los hoteles, los coches de alquiler también tienen un precio mucho más asequible en invierno, por lo que no hay excusa para no hacerlo. Si eres una persona muy deportista, también tienes la opción de alquilar una bicicleta y hacer las diferentes rutas ciclistas al sol invernal.

Playas solitarias

Tanto si has conocido las playas y calas de Ibiza durante el verano como si es tu primera vez en la isla, es una absoluta delicia pasear por la orilla en absoluta soledad. Como te hemos dicho, el buen tiempo acompaña a menudo a mediodía y es una gozada pasear al sol por algunas playas absolutamente vacías. Bañarse ya es cosa de auténticos héroes, ya que la temperatura del agua es baja.

Es posible que encuentres en muchas playas gran cantidad de “algas”, lo cual mucha gente confunde con una playa sucia. En realidad, son restos de Posidonia Oceánica, una planta cuyas praderas entre Ibiza y Formentera forman el ser vivo más grande del mundo. Además han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y su acción oxigenadora del agua es responsable de que el mar de las Islas Pitiusassea tan limpio y cristalino. En verano, se limpian diariamente las playas de los restos de esta planta, pero en invierno la acumulación de esta planta en la orilla ayuda a fijar y mantener la arena de las playas.

Recomendamos visitar en invierno playas como Las Salinas (Ses Salines) y Es Cavallet (se puede hacer un bonito recorrido andando entre ambas playas, pasando por la Torre de Ses Portes), Playa d’en Bossa oPlatges d’en Comte. Si quieres dedicarle un día completo a la excursión, no te pierdas nuestra selección de playas para excursionistas.

Ver la puesta de sol

Ver la puesta de sol es una de las actividades favoritas de los turistas en verano. Sin embargo, muchos días calurosos llenan la atmósfera de partículas en suspensión y evitan ver una bonita puesta de sol.

Los ibicencos saben perfectamente que las mejores puestas de sol de Ibiza se pueden ver en invierno, ya que la atmósfera está más limpia, especialmente si los días previos ha llovido limpiando el aire de todas las partículas en suspensión. De hecho, solo en los días despejados de invierno es posible ver desde Ibiza, y con gran claridad, la Península. Es impresionante poder distinguir claramente las siluetas de las montañas de la costa de Alicante sobre el horizonte marino. Además, en invierno el espectro de colores que se pueden ver en el mar y en el cielo es mucho más amplio, y las puestas de sol tienen mucho más encanto.

Dalt Vila, el casco antiguo de la ciudad de Ibiza

Dalt Vila es la ciudad amurallada que se encuentra en el centro de la capital de la isla. Pasear por sus calles y dejarse perder por ellas es una de las actividades recomendadas. El invierno es la época perfecto para visitar este recinto, declarado Patrimonio de la Humanidad (junto con las praderas de Posidonia). En verano hace demasiado calor para subir hasta la Catedral, pero en invierno es una delicia descubrir los diferentes miradores a la ciudad, al mar y a Formentera que encontramos en lo alto de diversos puntos de las murallas.

En cuanto a compras y otras actividades, os recomendamos que visitéis el final del artículo sobre las cosas que hacer en Ibiza ciudad.

De compras por los mercadillos de Ibiza

Una de las actividades más interesantes que se pueden realizar es ir a comprar a un lugar con mucho encanto: los mercadillos. En invierno es el mejor momento para ir de compras a algunos lugares que aun mantienen el encanto de la época hippie. Algunos lugares cambian sustancialmente su imagen respecto al verano, aumentando su encanto y originalidad.

Uno de los mercadillos más interesantes es el de Sant Jordi, donde se venden muchos artículos de segunda mano. Aquí podrás encontrar a vendedores habituales con ropa, bisutería, música o libros pero también a particulares con cajas directamente desde su casa entre las cuales podrás encontrar antigüedades y auténticas joyas de coleccionista. También te recomendamos el mercadillo de Cala Llenya y el de Las Dalias, que durante las navidades se pone sus mejores galas para recibir a visitantes de toda la isla.

Visitando los pueblos

El interior de la isla está salpicado de pequeños y encantadores pueblos blancos. En todos ellos encontrarás algunos bares y restaurantes donde te servirán algunas de sus especialidades: bocadillos y montaditos en San Gertrudis, tortillas en Santa Inés, buen vino payés en San Mateo…

Pero no tan solo se puede disfrutar de la gastronomía, también recomendamos que te fijes en la arquitectura de las iglesias, más parecidas a una fortaleza que a una iglesia tradicional. La razón histórica es sorprendente: las incursiones de los piratas bárbaros, provenientes del norte de África, se internaban dentro de la isla para saquear pueblos y casas y las iglesias se edificaban de manera que fuesen un refugio para la gente del pueblo.

El ambiente en los pueblos del interior de Ibiza es muy tranquilo, perfecto para desconectar e imaginar cómo era la isla hace unas pocas décadas, antes de la llegada del turismo masivo. Afortunadamente, Ibiza mantiene todo su encanto en invierno.

Flores de almendro

La temporada de floración de los almendros es el momento más mágico y especial del año en Ibiza. Estos días también traen la sensación de la próxima entrada de la primavera. La estación de la flor normalmente tiene lugar desde finales de enero hasta mediados de febrero. Puedes ver almendros en toda la isla, pero el mejor lugar para admirarlos es en el valle de Santa Agnès de Corona, que está literalmente alfombrado con pétalos de color blanco. Y, si tienes la suerte de visitar el valle en una clara noche de luna llena, estamos seguros que nunca lo olvidarás.

Vida nocturna

En Ibiza, el ambiente en invierno es mucho más relajado. Todas las grandes discotecas que aparecen en todos los medios en verano cierran sus puertas de octubre a mayo. La única excepción es Pachá, que abre sus puertas los fines de semana y vísperas de festivo, especialmente en las fiestas de navidad.

Las máximas atracciones que podemos encontrar son las fiestas patronales de los pueblos, generalmente acompañadas de actuaciones de grupos de rock locales. También hay algunos lugares con bastante ambiente, como los pasajes en la ciudad de Ibiza o el Teatro Pereyra.

Como puedes ver, razones para viajar a Ibiza en invierno no te faltan: los precios están más bajos y el ambiente es mucho más auténtico. En mi opinión personal, es mi época favorita para vivir en la isla.

Por último, no olvides llevarte un pedazo de la isla a casa, especialmente sus sabores. Te proponemos que te lleves a casa algún embutido típico de Ibiza (butifarrón y sobrasada), una ensaimada de crema, un flaón (un pastel de queso y hierbabuena, buenísimo) o una botella de licor de hierbas ibicencas.

¿Qué ver en Ibiza ciudad?

La capital de la Ibiza, y núcleo más importante de la isla, es la ciudad de Ibiza. Para diferenciar el nombre de la isla con su capital, normalmente se conoce a ésta última como Ibiza ciudad, aunque los habitantes de la isla la conocen como ‘Vila’.

Todas las civilizaciones que pasaron por Ibiza, desde que los fenicios fundaron Ibiza en el 654 a.C., se instalaron en este mismo lugar. Precisamente los fenicios, eligieron un monte cercano a Ibiza conocido en la actualidad como Puig d’es Molins, como cementerio ya que consideraban que la isla de Ibiza era un lugar sagrado. El motivo es que en Ibiza no existen ni serpientes ni animales venenosos, lo cual era interpretado como un signo divino.



Cada nueva civilización, levantó sus edificios y murallas sobre las existentes de la población anterior. De este modo, han pasado por la isla fenicios, cartagineses, romanos, vándalos, bizantinos y árabes, que dejaron una gran huella en topónimos y costumbres, que aún se pueden observar en el folklore tradicional. En la actualidad, no puedes ver las huellas de todos los pueblos que pasaron por Ibiza, pero se puede afirmar que Ibiza ciudad se ha levantado sobre un auténtico museo ya que bajo tierra existen gran cantidad de edificios pertenecientes a otras épocas que se descubren en cada obra que se realiza.

Tras la conquista por parte de los catalanes en 1235 de la isla, la capital de la isla no varió su lugar estratégico junto al puerto. Hoy en día, la mayor parte de lugares interesantes que ver y visitar en Ibiza ciudad se concentran cerca del centro histórico de ‘Vila’.

Dalt Vila

Si hay alguna cosa que obligatoriamente tienes que ver en Ibiza Ciudadse trata de Dalt Vila. Se trata de la parte antigua de la capital, y está claramente diferenciada del porque se encuentra sobre un monte y, sobretodo, porque está encuadrada en unas impresionantes murallas renacentistas de decenas de metros de alto. Al casco antiguo de Ibiza se le conoce como “Dalt Vila” (la ciudad alta, traducido del ibicenco) en contraposición con el resto de Ibiza ciudad, conocido simplemente como Vila. La importancia de Dalt Vila es tal que las murallas fueron declaradasPatrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1999.

Hay hasta un total de cinco puertas de acceso para acceder a Dalt Vila, aunque te recomendamos que visites la principal y más bonita, conocida como “Portal de ses Taules” justo al lado del “Mercat Vell” o mercado viejo el cual continúa en funcionamiento. Una vez pasada esta puerta se encuentra el Patio de Armas, donde estuvo el primer mercadillo hippie de la isla, y tras este patio, encontrarás la bonita Plaza de Vila con pequeñas tiendas y restaurantes. A partir de aquí se podrás elegir distintos recorridos para recorrer Dalt Vila. Lo ideal es no seguir ningún rumbo fijo, dejándote perder por las callas y sorprendiéndote de las cosas que podrás ver en esta zona.

Todos los itinerarios acabarán por conducirte a la parte alta de la ciudad donde se encuentra la Catedral, el punto más alto de Dalt Vila desde donde podrás ver unas excelentes vistas a buena parte de la isla de Ibiza. También te recomendamos que llegues hasta el Baluarte de Santa Llúçia, con vistas a toda la ciudad; y al Ayuntamiento, desde donde podrás ver una pequeña cala debajo de un acantilado y también podrás ver en el horizonte a nuestra vecina isla de Formentera.

Vara de Rey y Plaza del Parque

A pesar de que Dalt Vila es una zona histórica y muy pintoresca, la ausencia de un gran número de comercios, terrazas y restaurantes nos obliga a visitar Vara de Rey y la Plaza del Parque, dos plazas muy próximas.

Estos lugares se encuentran en el corazón de la ciudad de Ibiza y por ellas discurren, ineludiblemente, buena parte de los ibicencos y turistas que visitan la ciudad. Están animadas durante todo el año, especialmente durante el verano, y están rodeadas de una gran número de comercios, bares y terrazas para tomar algo o comer.

Vara de Rey es un paseo de unos 250 metros a cuyos lados se encuentran diversas tiendas, bares y restaurantes. La plaza está dedicada a Vara de Rey, un general ibicenco que murió heroicamente en la Guerra de Cuba y del que encontramos una estatua en el centro del Paseo.

En determinadas épocas del año, puedes encontrar mercadillos o distintas ferias de eventos (mercadillos artesanales, del libro, gastronómicos…). En uno de los extremos de la plaza encontramos también una oficina de información turística, donde además de conseguir mapas te podrán informar de rutas y cualquier cosa que te interese.

Entre las cosas que puedes hacer en esta zona de Ibiza, y más concretamente en Vara de Rey, recomendamos una actividad tan simple como pasear mirando los edificios de la zona, de arquitectura colonial, entre el que destaca el conocido edificio del hotel Montesol.

Esta zona también es perfecta para hacer compras durante todo el año. Además de las conocidas y omnipresentes tiendas del grupo Inditex, también encontrarás ‘tiendecitas’ de ropa y boutiques originales donde hacer compras a un precio asequible. La mayoría de estas tiendas se sitúan entre Vara de Rey y la Avenida Bartolomé Roselló.

Por otro lado, destacamos la plaza del Parque, un pequeño espacio situado entre Vara de Rey y las murallas de Dalt Vila. Es una plaza pequeña pero bien conocida por la cantidad de bares perfectos para tomar alguna copa, con un ambiente animado especialmente de noche. Tiene ambiente durante todo el año, pero es en el atardecer y durante la noche cuando encontraremos más ambiente y la plaza cobra más encanto. Sin embargo, creemos que vale la pena advertir que los dueños de esta plaza han visto el negocio y cobran entre 7-9 euros por un mojito.

El Puerto y el barrio de La Marina

Al final de la Avenida Bartolomé Roselló, llegaremos hasta el puerto de Ibiza. Entre el mar y la ciudad antigua de Dalt Vila encontraremos el antiguo barrio de pescadores, conocido como La Marina.

Pasear por el puerto te dará la oportunidad de ver numerosos barcos de recreo y de pescadores y, principalmente en julio y agosto, ver grandes yates y veleros de millones de euros atracados en este lugar. Ya que seguramente nunca podremos adquirir uno de estos barcos, merece la pena pasear por su lado. El puerto de Ibiza también es el lugar donde coger el ferry de Ibiza a Formentera y un lugar donde veremos a la gente más variopinta, desde artistas, hippies a multitud de turistas de cualquier nacionalidad.

El Barrio de La Marina, donde tradicionalmente vivían los pescadores deIbiza Ciudad, mantiene los edificios de hace un siglo y es el lugar donde se ubica un mercadillo hippie donde podemos encontrar recuerdos diversos. De mayo a octubre, hay una infinidad de tiendas y boutiques abiertas, restaurantes, bares, heladerías, etc.

Posiblemente, la zona de Ibiza Ciudad con más ambiente es la situada justo enfrente del monumento a los corsarios (el único en todo el mundo dedicado a los piratas), donde se ubican una gran cantidad de terrazas. Una de las mayores aficiones es simplemente sentarse y observar a la gente variopinta que pasea por la zona. Este lugar es también famoso por ser el lugar elegido por las discotecas para hacer desfiles de sus gogós (generalmente con poca ropa).

La calle Barcelona y el Carrer d’enmig también tiene una gran cantidad de terrazas perfectas para tomar algo y algunos restaurantes de diferentes precios, por lo que te recomendamos que mires antes la carta para no llevarte ningún susto. También es muy recomendable la Calle de la Virgen, una estrecha y larga calle donde la totalidad de bares y restaurantes que encontrarás son de ambiente homosexual.

El aspecto del puerto varía mucho entre verano e invierno, ya que entre los meses de octubre a abril no encontraremos prácticamente ninguna tienda, bar o terraza abierta. Las calles estarán completamente solitarias pero, sin embargo, una visita merece la pena ya que el encanto de las calles vacías evoca perfectamente el ambiente marinero que se vivía en la zona hace varias décadas. Independientemente de la época del año, una visita a La Marina es recomendable.

Destacamos también que entre el barrio de La Marina y Dalt Vila, se encuentra el barrio de Sa Penya. Este barrio también ha conservado una arquitectura tradicional, al igual que La Marina, pero el barrio de Sa Penya no tiene bares ni lugares pensados para el turismo (excepto la Calle de la Virgen) y tiene fama de no ser una zona muy segura, por lo que rogamos vigilen sus pertenencias.

Visitando la ciudad de Ibiza

Las zonas anteriormente citadas son la que poseen mayor encanto de la capital de la isla de Ibiza, y también las más visitadas por los turistas. El resto de la ciudad tiene comercios, bares y restaurantes y ambiente durante todo el año, pero carece del encanto de Dalt Vila o el barrio de La Marina.

A pesar de ello, es posible que por la ubicación de tu hotel, paradas de taxis o estación de autobuses, recorras gran parte de la ciudad. Por ello, es un buen consejo aprovechar la gran cantidad de negocios y tiendas que convierten a Ibiza Ciudad en el lugar perfecto para realizar compras de cualquier tipo. Al contrario de lo que puedas pensar, la mayor parte de las tiendas de Ibiza (fuera del barrio de La Marina) no son muy turísticas y los precios se mantienen igual durante todo el año.

Otra de las zonas interesantes que visitar en Ibiza ciudad es Es Soto, que queda justo detrás de la Catedral y desde donde podemos divisar toda la línea de costa de Playa d’en Bossa hasta Ses Salines, con Formentera de fondo. Siguiendo el mar desde Es Soto, también nos encontramos con la playa urbana de Ses Figueretes, que tiene un bonito paseo y algunos bares donde tomar algo junto al mar.

Resultado de imagen de Soto ibiza

¿Qué hacer?

Pasear, descubrir nuevos lugares, hacer fotografías… todo eso está muy bien, pero seguramente ahora estés cansado y tengas ganas de hacer algo más… ¿Qué tal si disfrutamos un poco más de la ciudad?. Ahora que ya has repasado todo lo que puedes ver en la ciudad de Ibiza, es posible que también tengas ganas de hacer algo para pasártelo bien.

Lo cierto es que la ciudad de Ibiza es uno de los lugares con más ambiente de la isla durante todo el año. En verano, es más agradable visitar la ciudad por la tarde, cuando el sol da un poco de tregua y se puede pasear con tranquilidad por Dalt Vila y el resto de calles.

Si lo que quieres es tomar unas copas, sin duda recomendamos el barrio de La Marina o la Plaza del Parque. Eso sí, acuérdate de mirar o preguntar los precios antes de pedir, ya que en algunos lugares tienen precios algo excesivos, por mucho que su situación bien valga la pena.

¿Dónde comer en Ibiza ciudad?

Disfrutar de la gastronomía de Ibiza es uno de los deberes de todo visitante a la isla. A pesar de que Ibiza no puede presumir de muchos restaurantes que combinen excelentes vistas, buena comida y precios asequibles (para eso, aconsejamos que salgáis de Ibiza ciudad), os proponemos algunos lugares con encanto donde comer en Ibiza.

Bar Comidas San Juan: en el barrio de La Marina, abierto todo el año con comidas caseras.

Bar Peixet: Plaza de la Tertulia, 4. En el barrio de La Marina, buenas tapas. Recomendable cualquier de sus dos terrazas exteriores para ver el ambiente.

Mesón El gallego – Calle Bisbe Huix 21: tienen menú y carta a buena calidad/precio.

El Cigarral – Fray Vicente Nicolás 9 – Comida española

Ca N’Alfredo – Paseo Vara de Rey, 16: Cocina típica ibicenca.

Otra de las opciones que recomendamos es simplemente descubrir cualquier terraza en cualquier pequeña calle de Ibiza. Tan sólo déjate sorprender y ya nos contarás…

Fuente: http://www.ibizaisla.es/vacaciones/en-ibiza-en-invierno.html



Leave a Reply

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com